ANIMALARIO

Visiones humanas sobre mundos animales

Castañuelas

Número de inventario: 7639. Talavera de la Reina (Toledo).

Hueso, lana. 5 x 3,5 x 0,5 cm.

Las castañuelas, en todas sus variedades de tamaños y formas, se confeccionan en diversos tipos de maderas, pero de forma excepcional se pueden encontrar realizadas en metal, plata o bronce y marfil o hueso, como en este caso (J. Udaeta París, 1989: 87).

El hueso es un material que da un sonido agudo, brillante y muy “fino” al instrumento y además permite obtener una gran potencia de sonido. No obstante, por otro lado este material presenta ciertas limitaciones, y las castañuelas que se fabrican con él suelen ser siempre de tamaño reducido por varios motivos: para poder dar la forma correcta al instrumento, se ha de utilizar sólo la parte central de huesos grandes, zona en la que son macizos, compactos y mas homogéneos y que por lo tanto puede dar mayor calidad al instrumento, por su mayor densidad y por tanto peso en comparación con las de madera. Al ser necesariamente más pequeñas son más frágiles al impacto, lo que junto a la dificultad de la talla del hueso y las limitaciones del volumen sonoro debidas a su tamaño, explica la escasa utilización de este material en su construcción. Sólo aparecen como piezas valiosas de regalo y ofrenda, o bien en el uso profesional escénico.  

La manera de tocar estas castañuelas, que se pueden incluir en la categoría de “pitos”, es colgando hacia debajo de la mano, forma propia de los danzantes. Esto es coherente con el tipo de material empleado, pues era frecuente que en las danzas rituales se desplegaran las mejores galas y se afrontara el importante desembolso que significan este tipo de castañuelas, hecho que se refuerza por el tipo de cordón trenzado con el que se atan las valvas de la castañuela y los madroños con los que se remata.

JARM


Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI. Este enlace abre una ventana nueva

© Ministerio de Cultura