ANIMALARIO

Visiones humanas sobre mundos animales

Bonete

Número de inventario: 898.

Seda. Altura 17, contorno boca 61.

Entre los complementos del traje, los cobertores de cabeza presentan variadas tipologías y múltiples repertorios decorativos. Este espléndido bonete flexible, de hacia 1870-1890, está realizado con seis gajos triangulares de terciopelo de seda verde, con forro de sarga de seda cruda (está reforrado con sarga de seda verde), y en él encontramos una sorprendente y abundante decoración bordada, cuya extensa y variada iconografía nos sumerge en el mundo de las creencias, las fuerzas del bien y del mal, lo positivo y lo negativo, en los que identificamos elementos de la Persia sasánida, del mundo indopersa, y también elementos árabes y del norte de África, como Egipto.

El bordado a la aguja utiliza hilos de seda lasa de colores rojos, amarillos, y marrones, también hilos entorchados de plata sobredorada, con variedad de puntos; la utilización del color es plana, y carente de sombreados. Respecto a los hilos entorchados muchos de ellos no están enrollados en espiral por lo que su ejecución nos habla de técnicas orientales,

Los temas decorativos se distribuyen a partir de la orla floral que rodea la boca del bonete, es una orla interrumpida en cada gajo, con tres hojas que alternan con flores de tres y seis pétalos absolutamente geometrizada. A partir de la orla y hacia el centro de la copa la distribución de motivos, es en salpicado desordenado y con marcado “horror vacui”, a veces naturalista, a veces ingenuo e incluso naïf. Son ciento dos elementos diferentes y de distinta naturaleza, que pretende mostrar el universo; así, hay animales terrestres, acuáticos y de aire, elementos humanísticos, y una serie de objetos simbólicos relacionados con las creencias. Algunos animales logran el movimiento y el naturalismo –posan, nadan, vuelan–, algunos son cornudos, y se sitúan de frente, perfil, hacia arriba, o hacia abajo, pocas veces emparejados. Vemos: murciélago, cabra, rata, dragones, lechuza, búho, pelícano, mariposa, caracol, pájaros, faisanes, caballito de mar, peces, serpiente o culebra sencilla o doble, hidra, pulpo y concha. También hay objetos ceremoniales y simbólicos, como el aguamanil, acetre, flechas, cornucopias, espejos, hacha, hacheros, guadaña, alfanges, esvásticas, rosetas, triángulo, compás, tridente, cartuchos y la media luna creciente, una serie de símbolos como el ojo de frente y de perfil, el corazón solo o emparejado, animales entronizados, otros tocando la flauta, o portando una cruz, además, cabeza humana frontal y barbada, un dedo, y algunas ramas de frutales como el cerezo o el peral.

CHR


Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI. Este enlace abre una ventana nueva

© Ministerio de Cultura