Formulario para BUSCAR dentro del Ministerio de Educacion,Cultura y Deporte

Museos

Historia de los Museos Estatales

El siglo XX arranca con la configuración del marco legal que regula el desarrollo de estas instituciones. Se normaliza la estructura orgánica de la Administración de Bellas Artes con el nacimiento del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes en 1900 y la aparición, por primera vez, de la Dirección General de Bellas Artes.

Durante los primeros años del siglo se publican algunas normas fundamentales para el desarrollo de los museos que regulan aspectos como su función docente (Real Decreto de 1901), el Reglamento para el régimen de los Museos Arqueológicos del Estado (Real Decreto de 1901), crean nuevos Museos Provinciales y Municipales (Real Decreto de 1913) o establecen los requisitos de enajenación de bienes histórico-artísticos propiedad de la Iglesia (Real Decreto de 1923).

Este Real Decreto dedica su artículo 7 a la conveniencia de creación de museos diocesanos para preservar estos bienes o en su defecto para cederlos en depósito a los museos estatales.

El texto legal más importante de esta primera mitad de siglo es, sin duda, la Ley de 13 de mayo de 1933 de Patrimonio Artístico Nacional que, debido a la complejidad de la situación legal de los museos en estos momentos, dedica, por primera vez un título completo a los Museos, el título IV. En esta misma disposición se otorga a la Junta Superior del Tesoro Artístico la capacidad para promover la creación de museos públicos en toda España y cooperar en la organización y mejora de los existentes; así como para ejercer funciones inspectoras y protectoras sobre los museos.

Durante el primer tercio de siglo se celebra en Madrid el Congreso Internacional de Museos (1933) y se fundan, entre otros, el Museo Nacional de Escultura Policromada (actual Museo Nacional de Escultura de Valladolid), el Museo de Arte de Cataluña, instalado en el Palacio Nacional de Montjuïc, o el Museo Arqueológico de Cataluña.

La guerra civil marca un punto de inflexión tras el que se inicia un periodo caracterizado por su afán renovador que se prolongará hasta los años cincuenta:

  • Se crearon nuevos museos, entre los que podemos citar: Museo de América, Museo Nacional de Artes Decorativas, museos arqueológicos de Burgos, Oviedo, Toledo y Tarragona, museos de bellas artes de Granada, Santa Cruz de Tenerife y Vizcaya, Museo Etnológico de Zaragoza, Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, etc.; y se realizan obras de ampliación en otros museos como el Museo del Prado.
  • Se regulan unas «Instrucciones para la redacción del inventario general, catálogos y registros en los museos servidos por el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos» (Orden de 1942).
  • Se publican obras en torno a los museos españoles: desde 1940 y hasta 1953, la Dirección General de Bellas Artes publicó la revista de museos «Memorias de los Museos Arqueológicos Provinciales» así como el «Anuario-guía de los Museos de España» de María Elena Gómez Moreno (1955). También en este año, Juan Antonio Gaya Nuño publica la primera edición de «Historia y guía de los Museos de España», en la que figuran 211 museos.

El final de este periodo se cierra con algunos acontecimientos importantes ocurridos en la década de los sesenta:

  • Se crea el Instituto Central de Restauración y Conservación de Obras y Objetos de Arte, Arqueología y Etnología (Decreto de 1961).
  • Se reorganiza la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Obras de Importancia Histórica o Artística (Decreto 111/1960).
  • En 1968 se crea el Patronato de los Museos que asumirá el gobierno y administración de los museos dependientes de la Dirección General de Bellas Artes (Real Decreto 522/1968).
  • Gaya Nuño publica la segunda edición de su «Historia-Guía de los Museos en España» (1968), en la que registran 300 museos. Un año más tarde, Consuelo Sanz Pastor publica «Museos y Colecciones de España», en la que relaciona 590 museos y colecciones.
  • En 1973 se crea el Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos, heredero de la Sección Arqueólogos del anterior Cuerpo Facultativo de Archiveros y Bibliotecarios. En 1977 se crea el Cuerpo de Ayudantes de Archivos, Bibliotecas y Museos.



Icono de conformidad con el Nivel Doble-A del W3C-WAI. Se abre en ventana nueva Titulares RSS disponibles

© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte