Manolo Quejido. Distancia sin medida

Fecha: Desde el 21/10/2022 hasta el 16/05/2023
Días de vigencia:
Horario: Abierto todos los días. Abril-septiembre: 10.00-22.00 h.; octubre, 10.00-19.00 h.; noviembre-febrero, 10.00-18.00 h.; marzo, 10.00-19.00 h.
Sede: Palacio de Velázquez
Lugar: MADRID (MADRID)
Categoría: Exposiciones 
Institución organizadora: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
[0 votos]
facebook twitter myspace delicious meneame Icono compartir mas


'Distancia sin medida' recorre la trayectoria de Manolo Quejido (Sevilla, 1946). La muestra parte de las obras Deliriums, Siluetas y Secuencias (1969-1974), reducciones al blanco y negro de las tres vías con las que el artista había iniciado su producción: el expresionismo, el pop y la experimentación geométrica. A partir de 1974, Quejido estudia la posibilidad de una vuelta a la pintura con sus Cartulinas, estudios pictóricos ceñidos al formato estándar de la cartulina, 100 x 70. Hacia el final de la década, y conforme adopta el gran formato, el artista se instala en la pintura de composición, como en La familia (1980) y Bañistas (1981).

Más tarde muestra un mayor interés en la representación pictórica de la escena: a través de una búsqueda tenaz y de ascendencia particularmente velazqueña, Quejido vuelca de mil maneras en el plano del cuadro los paramentos que acotan una estancia de interior. Así, pasa de sus Reflejos de mediados de los años ochenta a los Tabiques, de principios de la década de 1990, en los que investiga sobre la bidimensionalidad de la pintura. Años después, cuando se interesa por las singularidades de la banda de Moebius, revisita el enigma de la capacidad cúbica en la superficie de la pintura.

Asimismo, se incluyen en la exposición obras en las que Quejido reflexiona sobre el pensar y el pintar: ¿la pintura representa un pensamiento o lo produce?, ¿puede la historia de la pintura ser un sistema de pensamiento? En el trabajo de Quejido aparecen estas cuestiones junto a la de la pintura como obra y como acción, dos sentidos distintos pero contiguos. Así, La pintura (2002) presenta una distancia sin medida por cuanto ínfima: la inmediatez del pintar respecto de lo pintado, su fusión en el término único pintura.

En un registro muy distinto, el artista se sirve de la pintura para enunciar su repulsa hacia lo que denomina un mundo en estado de “mediación generalizada”, —en sus palabras “la insoportable imagen que produce la timocracia a través del Estado, la guerra, el consumismo y los medios de comunicación”—, frente a lo que reacciona desde 1993. Ante el apabullante imperio del consumo, acumula imágenes ampliadas de etiquetas y ofertas, insistiendo en su banalidad. Y califica como Sin nombre una colección de pinturas que reproducen fotografías de prensa.

Distancia sin medida nos introduce en el poliédrico corpus que Manolo Quejido ha ido generando a lo largo de su extensa trayectoria. Al examinar retrospectivamente su obra, la muestra no solo nos permite tomar conciencia de la lucidez y rigor de sus investigaciones plásticas, sino también de su carácter radicalmente crítico, y nos invita a redefinir los parámetros desde los que pensamos y miramos la pintura.

Entrada gratuita.

 

Más información: www.museoreinasofia.es/exposiciones/manolo-quejido

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: pintura, arte Exportar: Exportar
Por Administrador Agenda. Contactar

COMENTARIOS

Para escribir comentarios es necesario estar registrado en el portal.

Enviar a un amigo

*Separe los destinatarios con comas. Max 5 correos electrónicos

captcha *Texto de verificación:

© Ministerio de Cultura y Deporte