Formulario para BUSCAR dentro del Ministerio de Educacion,Cultura y Deporte

Cooperación Cultural y Promoción Exterior

Capital Europea de la Cultura

Antecedentes

Capital europea 1992: Madrid

La iniciativa Capital Europea de la Cultura, antes Ciudad Europea de la Cultura, ha cambiado considerablemente desde que comenzó en 1985 a propuesta de la entonces Ministra de Cultura de Grecia Melina Mercouri. Desde esa fecha y hasta 1999, no era una “acción” propiamente dicha de la Unión Europea sino que se desarrollaba mediante un procedimiento intergubernamental.

Además, desde 1985 a 2004 se designaban las capitales por los Gobiernos de los Estados miembros en el Consejo de Ministros de la Unión Europea, sin unos criterios de evaluación fijados ni la participación de expertos externos.

Buscando un procedimiento con mayores garantías y siendo conscientes de que la acción Capital Europea de la Cultura se había convertido en un factor de desarrollo local y regional, la Comisión Europea impulsó en 1999 su transformación en una acción de la Unión Europea (Decisión 1419/1999/CE del Parlamento y del Consejo de 25 de mayo de 1999 por la que se establece una acción comunitaria en favor de la manifestación «Capital Europea de la Cultura» para los años 2005 a 2019).

La Decisión establecía un nuevo procedimiento de selección con nuevos criterios y una lista cronológica de los Estados miembros que tendrían derecho a albergar la sede del evento.

Estas normas fueron renovadas en 2006 mediante la Decisión 1622/2006/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de octubre de 2006, por la que se establece una acción comunitaria a favor de la manifestación “Capital Europea de la Cultura” para los años 2007-2019, actualmente en vigor. Con esta Decisión se pretende que la acción Capital Europea de la Cultura sea más eficiente, más transparente y más europea, mediante la consideración de tres categorías de criterios: “la dimensión europea, la ciudad y ciudadanos y la sostenibilidad de la celebración”.

Definición y objetivos

Capital europea 2000: Santiago de Compostela

La manifestación Capital Europea de la Cultura es una acción comunitaria mediante la cual el Consejo de Ministros de Cultura de la Unión Europea designa dos ciudades al año, de dos Estados miembros, como Capital Europea de la Cultura. Con ello se pretende resaltar la riqueza, la diversidad y los rasgos comunes de las culturas europeas, así como a promover una mayor comprensión mutua entre los ciudadanos europeos.

Con esta acción comunitaria se pretende:

  • Resaltar las corrientes culturales europeas de mayor significación.
  • Fomentar las manifestaciones y creaciones artísticas, a las que estén asociados actores culturales de otras ciudades de los Estados miembros de la Unión, que faciliten el establecimiento de una cooperación cultural duradera y favorecer su circulación en la Unión Europea.
  • Promover la movilización y participación en el proyecto de amplios sectores de la población.
  • Fomentar el diálogo entre la cultura europea y las otras culturas del mundo.
  • Valorar el patrimonio histórico y el espacio urbanístico de la ciudad seleccionada.

Proceso de selección

Capital europea 2002: Salamanca

El proceso de selección, según la Decisión actualmente en vigor, es el siguiente:

  • Presentación de solicitudes: Seis años antes de la fecha de la manifestación, el Estado miembro interesado deberá publicar una convocatoria de presentación de solicitudes. El Estado miembro notificará las solicitudes a la Comisión.
  • Comité de selección: Se crea un Comité formado por trece miembros: siete nombrados por las instituciones europeas y seis por el Estado miembro que se trate, previa consulta a la Comisión.
  • Preselección: Este Comité evalúa las solicitudes que han participado en la convocatoria a más tardar a cinco años del inicio de la manifestación y recomienda una lista restringida de ciudades candidatas. La autoridad correspondiente del Estado aprueba formalmente las ciudades preseleccionadas o candidatas.
  • Selección final: Las ciudades candidatas preseleccionadas completan sus programas siguiendo las indicaciones del Comité de Selección en un plazo de nueve meses, y vuelven a ser evaluadas por éste, que recomendará el nombramiento de una de ellas como Capital Europea de la Cultura.
  • Designación: La autoridad correspondiente del Estado miembro propone de forma justificada (sobre la base del informe del Comité de Selección) una ciudad al Parlamento Europeo, a la Comisión, al Consejo y al Comité de las Regiones, cuatro años antes del inicio de la manifestación. A continuación, el Consejo, sobre la base de una recomendación de la Comisión, del dictamen del Parlamento y de los informes del Comité de Selección, designará oficialmente las ciudades que serán Capitales Culturales el año que corresponda.
  • Seguimiento: Se creará un Comité de seguimiento para velar por el cumplimiento de los contenidos y desarrollo del programa por parte de la ciudad designada hasta que la manifestación tenga lugar. Este Comité estará compuesto por siete miembros nombrados por las Instituciones Europeas más un posible observador designado por el Estado al que pertenezca la capital seleccionada.
  • Evaluación: anualmente la Comisión presentará un informe sobre la manifestación del año anterior a las instituciones europeas, sobre la base de una evaluación externa e independiente.

Criterios de evaluación

Los criterios que han de seguir las ciudades que desean presentar su candidatura a Capital Europea de la Cultura son los siguientes, agrupados en dos categorías denominadas «La dimensión europea» y «La ciudad y los ciudadanos»:

  1. Respecto a «La dimensión europea», el programa deberá:
    • a) Favorecer la cooperación entre agentes culturales, artistas y ciudades del Estado miembro pertinente y de otros Estados miembros en cualquier sector de la cultura.
    • b) Resaltar la riqueza de la diversidad cultural de Europa.
    • c) Poner de relieve los aspectos comunes de las culturas europeas.
  2. Respecto a la «Ciudad y los ciudadanos», el programa deberá:
    • a) estimular la participación de los ciudadanos que vivan en la ciudad y sus alrededores y despertar su interés y el de los ciudadanos extranjeros.
    • b) ser sostenible y formar parte del desarrollo cultural y social a largo plazo de la ciudad

Financiación

Desde 2010 las ciudades que obtengan el Título Capital Europea de la Cultura no percibirán una subvención, sino el Premio Melina Mercouri dotado con 1,5 millones de euros. Este premio será concedido al menos tres meses antes del comienzo del evento, en concepto de preparativos de la capitalidad, siempre que las ciudades elegidas hayan respetado los compromisos adquiridos durante la fase de selección y seguido las recomendaciones del Comité de selección, principalmente en cuanto a la dimensión europea de la manifestación.

Las ciudades podrán beneficiarse también de los Fondos estructurales (FEDER) y del Fondo Social Europeo para mejorar el atractivo urbano y las infraestructuras locales, reforzar la cohesión social y desarrollar políticas locales de innovación, crecimiento y empleo.

Los operadores culturales participantes en la manifestación Capital Europea de Cultura tienen también la posibilidad de solicitar subvenciones para sus proyectos a través del Programa Cultura o de otros programas que dependan de la Dirección General de Educación y Cultura de la Comisión Europea: Aprendizaje a lo largo de la vida, Ciudadanía, Multilingüismo, Juventud.

Capitales europeas de la cultura española

  • 1992: Madrid.
  • 2000: Santiago de Compostela.
  • 2002: Salamanca.

Actuales Capitales europeas de la cultura:

  • 2011 Turku (Finlandia) y Tallinn (Estonia)

Futuras Capitales Europeas de la Cultura 

  • 2012 Guimarães (Portugal) y Maribor (Eslovenia)
  • 2013 Marseille (Francia) y Kosice (Eslovaquia)
  • 2014 Riga (Letonia) y Umeå  (Suecia)

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A del W3C-WAI. Se abre en ventana nueva Titulares RSS disponibles

© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte