Ir a la Red de Sedes Web de Bibliotecas Públicas

arquitectura y bibliotecasVolver a Inicio

Vestigios árabes en Guadalajara

Información





ARQUITECTURA MUDÉJAR

Iglesia de Santiago

Es en la actualidad un templo católico, fue la iglesia del convento de Doña Clara. De origen mudéjar, consta de tres naves, separadas por pilastras octogonales de sillería con basas y capiteles de traza gótica. Los muros laterales de las naves, así como el de los pies del templo, son de mampuesto e hiladas de ladrillo.

La cabecera del templo, que no tiene crucero, la forman el ábside y dos capillas que rematan las naves laterales. El ábside es una pieza poligonal, de altos muros de la misma estructura que el resto del edificio, con seis ventanales alargados y apuntados y una cúpula nervada y gallonada en ladrillo visto.

Concatedral. Iglesia de Santa María de la Fuente la Mayor

Iglesia mudéjar del siglo XIV. Conserva tres puertas de la primitiva construcción. Sobre el muro de poniente hay una puerta de ingreso, sobre la fachada sur otra, la principal, y existe una tercera puerta condenada hoy en día sobre el antiguo muro de la sacristía.
La torre está adosada al muro meridional, es de planta cuadrada con gruesos muros de ladrillo, también es de origen mudéjar y esta rematada por un cuerpo moderno del siglo XVI que remata con un chapitel estilo madrileño.

Ábside de San Gil

De la iglesia de San Gil no queda más que parte del ábside.
Se trata de una cabecera mudéjar con influencia románica, fechada en el siglo XIII. Se puede considerar cercano al mudéjar castellano leonés, con menos influencias árabes y más del románico.

Está compuesto por un zócalo de mampostería y tres plantas de arquerías de medio punto de ladrillo. Las tres plantas tienen los arcos descentrados apoyando las pilastras sobre la clave del arco inferior.

Ábside de Nuestra Señora la Antigua

Es parte de la antigua iglesia de Santo Tomé, obra mudéjar del siglo XIII, en donde se colocó la imagen antigua de la Virgen que se veneró con el nombre de Nuestra Señora la Antigua.

El único resto conservado de la originaria iglesia de Santo Tomé es el ábside, debido a las múltiples transformaciones que se realizan en el edificio en el s. XVI y XVII. En el siglo XIX se produce una transformación total.


 
 
Arquitectura y Bibliotecas. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 2008Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI