Formulario para BUSCAR dentro del Ministerio de Educacion,Cultura y Deporte

Documentos Novedades

Escuchar esta página utilizando ReadSpeaker

Documentos de Pares

 

 

La estela de la Gran Armada en el Archivo de la Nobleza.

 

Hace 425 años zarpaban desde el puerto de Lisboa la Grande y Felicísima Armada de Felipe II con el propósito de invadir Inglaterra, destronar a Isabel I,  y eliminar su apoyo a las provincias holandesas rebeldes. La suerte que corrió la Armada de Felipe II es ampliamente conocida por la enorme producción historiográfica y por las distintas compilaciones de fuentes documentales realizadas a propósito.

Los archivos conservados en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional atesoran numerosos testimonios del largo conflicto que mantuvieron España e Inglaterra entre 1585 y 1604, en el cual se inscriben los hechos de la Invencible.

La Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional es un archivo de archivos que custodia 256 fondos nobiliarios y familiares, donde se recogen buena parte de los testimonios escritos que se hacen eco del protagonismo de estos poderosos linajes en la vida pública y privada de España y el extranjero, prácticamente durante los últimos mil años.

En este heterogéneo caleidoscopio documental, destaca su dimensión política, jurisdiccional, económico-financiera, diplomática y militar, relacionada de algún modo con la Armada Invencible, el proyecto de Felipe II de conquistar la Inglaterra de Isabel I. Esta empresa bélica suponía dar un giro en su tradicional política mediterránea y priorizar la lucha por la hegemonía atlántica y el control de las rutas transoceánicas, que garantizaran la viabilidad de un gigantesco imperio ultramarino hispano-portugués de escala planetaria.

De este modo, nuestro centro brinda noticias, muchas de ellas inéditas, tanto sobre la personalidad de los personajes más sobresalientes de este periodo (por supuesto, los propios reyes en liza, Felipe II e Isabel I de Inglaterra; pero también de sus almirantes, generales o maestres de campo) como de sus dominios y de los escenarios de batallas o escaramuzas, sin olvidar los aprestos y levas movilizadas para la Gran Armada o las repercusiones de su estrepitoso fracaso.

Así, por lo que atañe a los protagonistas del drama que se desarrollaría alrededor de las Islas Británicas conservamos abundante documentación del que estaba destinado a ser su almirante, don Álvaro de Bazán, II marqués de Santa Cruz, un experto marino que al morir prematuramente (el 9 de febrero de 1588) dejó paso al que sería el verdadero comandante de la armada: Alonso Pérez de Guzmán, VII duque de Medina-Sidonia (1550-1619). El plan era que una potente flota recalara en Flandes, para transportar los tercios de infantería que estaban bajo las órdenes de Alejandro Farnesio, duque de Parma, y desembarcar en el condado de Kent para tomar Londres; una vez invadida la capital y descabezado el reino, se procedería a conquistar el resto del país anglicano y se le volvería a evangelizar.

En este sentido, contamos con crónicas de linajes y nobiliarios de los marqueses de Santa Cruz y la Casa de Farnesio, que evocan la genealogía y las gestas bélicas de ambos militares; además de la documentación familiar de los duques de Medina-Sidonia, que nos habla de su estrategia matrimonial  y de la gestión de su rico patrimonio, repartido entre las actuales provincias de Cádiz y Huelva. Así sabemos que el jovencísimo don Alonso de Bazán, hermano del marqués de Santa Cruz, debería haber embarcado en la segunda oleada de navíos que consolidarían el dominio de la Monarquía Católica sobre la Inglaterra anglicana, como mencionó en su día el cronista Esteban de Garibay.

En cuanto al desarrollo de los acontecimientos, a través de las escrituras acumuladas por la aristocracia española podemos documentar los sucesos que envolvieron sus prolegómenos, preparativos, empresa militar e impacto en el territorio peninsular. En primer lugar, se hicieron levas por todo el reino para reforzar el ejército destinado a Portugal, una sangría económica y demográfica que afectó a los lugares de señorío. Además, sabemos que se fortificó el Golfo de Cádiz (1584), para proteger la arribada de la flota de Indias, cuyo coste debía recaer en los nobles. Sabemos que los preparativos para la Gran Armada fueron alterados por el merodeo de los piratas ingleses en Indias y la costa atlántica peninsular, Cádiz y Coruña. En mayo de 1588 Felipe II escribía desde El Escorial al duque del Infantado sobre la amenaza de los enemigos de la Fe católica.

Acerca de los preparativos, el Archivo de la Nobleza conserva testimonios del acopio de trigo y soldados en Andalucía, La Mancha o Castilla; así como de la implicación de la aristocracia portuguesa en la campaña. La colaboración de los señores de vasallos con su rey, en vísperas de la expedición, tiene su reflejo documental en las cartas de agradecimiento que éste les envió desde la Corte, como son las que recibieron el señor de Cornago, o el señor de Luque, por su defensa de la costa y la retaguardia.

La denominada Contraarmada inglesa también ha dejado evidencias documentales notorias. Así, se conserva dentro del archivo de los marqueses de Mos, el pregón a los vecinos de Pontevedra por la presencia de los galeones de Francis Drake fondeados en las Islas Cíes. Por su parte, en los respectivos archivos de los duques de Osuna y Frías, encontramos las cédulas de Felipe II relativas al ataque de Drake a las costas lusas y Lisboa. El conde de Oropesa también recibió órdenes para controlar la revuelta protagonizada por Don António, el Prior do Crato, pretendiente de los Avis al trono portugués. También en el Archivo de los duques de Baena, podemos espigar la actividad corsaria desatada por España contra sus enemigos en los años inmediatamente posteriores, al igual que los memoriales para la reforma de la armada, como el conservado en el acervo documental de la casa de Frías.


Miguel Gómez Vozmediano, Nerea Rodríguez García

Sección de Referencias (Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional)

 

Recursos relacionados

 

 

 



Icono de conformidad con el Nivel Doble-A del W3C-WAI. Se abre en ventana nueva Titulares RSS disponibles

© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte